T Cnicas De Cambridge B2 First

La filosofía de moda fáciles por 123 go

Hablaban a menudo que el mundo pagano ha hecho a luz de dos "santos". El primer de ellos - Sócrates. Segundo - Marc Avrely. merece nuestra memoria y el respeto no por el contenido tan elevado ético de "las Reflexiones", es cuántos temas por el hecho que lo consiguió construir la vida, a menudo en las circunstancias extraordinariamente desfavorable, en el consentimiento completo con las prescripciones del librito “los pensamientos a él”.

Sin duda, los estoicos, como más activo y firme en las convicciones la parte de la población, en cualquier país siempre componían la minoría. Pero esto era aquella minoría socialmente significativa, a que consigue romper con frecuencia la situación desfavorable para bien, aunque además - repetiremos una vez más - por él mismo casi nunca aprovecharse de los frutos de la victoria.

El segundo aspecto de la doctrina “” examina la vida y el lugar del individuo en el mundo. De "las Reflexiones" se desprende con toda la evidencia que Marc sin arrebatamiento se refería a a una alta posición del emperador romano. Él casi preferiría pasar con seguridad la vida por el instructor o el científico. Pero el destino ha puesto por su emperador, como ha puesto Epikteta por el esclavo. Por consiguiente, su deber - aceptar la posición en la vida y cumplir la tarea, encargada en él, en la medida de las capacidades.

Por eso, cuando en "las Reflexiones" leemos que al cuerpo humano le son propios los elementos, de fuego, aéreo, de agua y de tierra, el autor usa la hipótesis sólo difundida, sin elévarla al grado de la verdad categórica.

Es necesario decir que, a pesar de todo en al sujeto humano a Marc Avreliya, este sujeto humano actúa en algún lugar a él con todo con la tolerancia estética. Al fin y al cabo, Marc Avrely piensa con todo la posibilidad del estado armonioso y completamente arreglado interior de la persona. Marc de la opinión tanto baja del alma humana que único para ellos es solamente el favor de Diós. Es el hecho. Y con todo eso a Marc Avreliya basta todavía la fuerza interior para predicar una armonía de las alma, que por lo menos y puramente moral, y esta armonía, indudablemente, es para él algo independiente.

La noción del destino para la filosofía estoica el problema. ¿Si, cómo reconocía Marc, el universo acaba por la razón y debido a esto todo que pasa pasar seguramente así, y no de otro modo, si esto se queda el lugar para libertad de la persona? Marc permite este problema, pasando la distinción delgada. Si comprender bajo libertad la elección entre las alternativas abiertas, tal libertad, claro, no existe. Pero libertad tiene otro significado: aceptar todo que pasa como la parte del buen orden mundial y responder a los acontecimientos con la razón, y no las emociones. El individuo que vive así, insiste Marc, es a la persona verdaderamente libre. Tal persona no sólo es libre, pero también. Puesto que la racionabilidad del universo es su razón, todo que pasa en el universo debe solamente reforzar esta. Por consiguiente, razonable, aceptando los acontecimientos, no sólo responde para el bien exterior, sino también aporta la contribución personal al valor de entero mundial.

El adorador grande y el admirador Epikteta era Marc Avrely, el último estoico considerable romano, que filosofía puede ser examinada como la última terminación del estoicismo antiguo y al mismo tiempo su descomposición completa interior.